Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Trader Retail Vs Trader Institucional

11 Octubre, 2017

VÍCTOR HUGO VALENZUELA

VÍCTOR HUGO VALENZUELA

Técnico en Administración y Dirección de Empresas con mención en Finanzas. Trader y asesor de divisas en industria FOREX desde 2010. Estrategia de trading discrecional intradía operador tendencial, basado en direccionalidad por análisis fundamental, con entradas técnicas apoyadas en variaciones de Indicador Ichimoku + Pivot Points

Actualmente el FOREX se encuentra en una situación de auge, provocando un elevado crecimiento de su popularidad entre los inversores privados. Éstos, se enfrentan al proceso de toma de decisiones frente al mercado, de la misma forma con la que equipos completos de traders profesionales lo hacen para un fondo de inversión institucional. La probabilidad de éxito de este tipo de inversor es sustancialmente menor en comparación con un trader profesional. ¿A qué se debe esta diferencia? Tratamos de analizarlo.

Tengamos en cuenta que el mercado FOREX es accesible para cualquier tipo de inversor, únicamente es necesario tener conexión a Internet y algunos ahorros. Dicho esto, es comprensible el interés creciente con el que inversores privados se decantan por el mundo del trading, y no sólo en economías desarrolladas como EEUU o Japón, sino también en zonas económicas en vías de desarrollo, como por ejemplo algunos países de América Latina.

Ante estos datos, la pregunta que nos planteamos es: ¿quién puede tener interés en algo tan complejo como el trading de divisas, y más aún, utilizando altos grados de apalancamiento?

El grado de conocimiento, formación e incluso consciencia de lo que se hace es muy desigual entre operadores privados. La gran mayoría de éstos han preferido profundizar en el análisis técnico  en sus diferentes modalidades, pero aún dentro de esta forma de hacer trading, existen enormes diferencias entre operadores: algunos buscan sistemas cuantitativos, otros se decantan por las interpretaciones chartistas y  los indicadores o incluso están los que desarrollan sus propios sistemas de trading en base a un análisis técnico. Si la complejidad del FOREX ya por sí misma es elevada, quizá complicarlo en el desarrollo o estudio de proyectos de análisis técnico no contrastado y de incierto éxito, pueda llevarnos a una gran frustración.

Para poder diferenciar entre el Trader Institucional y el Trader Retail empezaremos por la segregación de tareas: en un entorno de trading institucional existe una clara diferencia entre el Trader (operador) y el Analista , sea técnico o fundamental; en el trading retail esto no es así.

Un analista no es un trader, menos aún si es técnico. Dado que el análisis debe buscar la imparcialidad y objetividad en el estudio, el analista no debe operar el mercado, ya que irremediablemente tener operaciones abiertas o incluso cerradas condicionará y sesgará su visión del mercado.

En el mundo institucional, de los grandes fondos, bancos, hedge funds , etc.  la medición y control de riesgos, así como la capacidad de soportar oscilaciones importantes, además de tener diferentes estrategias y amplia liquidez, lleva a un mayor grado de éxito en su gestión.

Si analizamos la gestión en un ámbito institucional, veremos rápidamente que no es solo una persona quien se encarga de ello, sino un equipo completo de gestores quienes entregan al trader un marco de actuación con reglas claras y precisas en cuanto a exposición, drawdown, apalancamiento, horizontes temporales, etc.;  y colaboradores (analistas técnicos y analistas fundamentales) quienes entregan sus visiones de mercado para que el equipo de trading tome decisiones individuales dentro de una estrategia global.

De este modo se diversifica el riesgo, ya que la forma de adentrarse al mercado y tomar posición/es no es única, eliminando con ello la concentración de riesgo en un solo estilo de trading.

Un Trader Retail o individual, podría también diversificar, por supuesto, aunque difícilmente conseguirá su objetivo quien busca encontrar su método  único e infalible.

Las múltiples visiones y opiniones que los analistas presentan cada día a los traders en una sala de trading institucional, así como los eventos y noticias económicas fundamentales, son transformadas e interpretadas por cada uno de los operadores de manera diferente, ponderando la repercusión que sus decisiones puedan tener. Riesgo acotado. Los analistas técnicos hablarán sobre los diferentes escenarios posibles sin influir de manera decisiva con sus propias opiniones en temas direccionales. El analista técnico institucional habla de niveles, no de direcciones y de posibles escenarios alternativos, para ello se suele utilizar análisis técnico chartista lo más simplificado posible.

Luego son los traders quienes plasman toda esta información en decisiones de trading diversas y cuya variedad dependerá sobre todo de los diferentes horizontes temporales que cada cual tenga.  Se puede dar el caso, y de hecho se da habitualmente, que se tengan posiciones opuestas dentro de una misma sala de trading  sin que este hecho sea un obstáculo para obtener un resultado positivo de manera sostenida o consistente.

Los inversores institucionales se diferencian, por lo tanto, de los operadores Retail, en el libro de posiciones, las que son estructurales cuyo objetivo es más ambicioso y por tanto, en principio, se necesitará mayor tiempo para alcanzarlo y las tácticas que intentan rentabilizar movimientos de más corto plazo, incluso intradiarios.

Hasta hace algún tiempo, la especialización de los traders era absoluta, eran los tiempos donde había más divisas. Posteriormente, con la entrada del euro y, principalmente por la globalización de los mercados, el Trader de divisas institucional es un operador más global. Para poder tener una opinión del mercado es necesario estar informado de lo que hacen todas las divisas así como otros mercados financieros como el de materias primas, renta fija y renta variable.

En resumen, dentro de las instituciones que se dedican al trading, se desarrolla una actividad en la que la figura del analista se diferencia de manera nítida del Trader, cuya principal misión es la de interpretar la información recibida,  y mediante un control de riesgo estricto plasmarlo en la toma de decisiones de inversión.

Este estilo , se opone frontalmente a lo que normalmente hacen los traders privados, ya que en este caso son ellos los que hacen el análisis, en su inmensa mayoría técnico, muy pocos tienen en cuenta variables fundamentales, y toman las decisiones.  Mediante esta forma de aproximarse al mercado se corre el grave riesgo de entrar en círculos viciosos de los que difícilmente se pueden salir por la sencilla razón de que la metodología no se modifica nunca  y el sesgo subjetivo está siempre presente.

La diversificación de métodos intentando adaptarse a las circunstancias siempre cambiantes del mercado  y el tener en cuenta el máximo de variables posibles a la hora de hacer trading es el reto pendiente de los traders privados.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Este campo es obligatorio

*Este campo es obligatorio

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas nada

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.