Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Situación del mercado de divisas

17 Enero, 2018

Jordi Gravi

Jordi Gravi

Combina operativa discrecional, buscando confluencias técnicas en zonas del precio donde se ha negociado un volumen alto; y operativa sistemática, implementando robots de trading para la plataforma Metatrader basados en análisis cuantitativo con estrategias de mean reversión.

En este artículo damos un repaso a la situación actual de las principales divisas del mercado Forex, una vez iniciado el año 2018, en el cual los bancos centrales han dejado claro que el dinero fácil irá desapareciendo durante el curso.

Dólar

El dólar americano ha empezado 2018 de forma muy similar al año anterior, mostrando una debilidad respecto al resto de monedas. A pesar de que las apuestas sobre la subida de tasas por parte de la FED continúan creciendo, la racha perdedora para el billete verde se extiende ya a cinco semanas consecutivas. Los informes de inflación y gasto mostraron resultados mejores de lo esperado, pero las ganancias para el dólar fueron temporales y se evaporaron a final de la sesión.

La reunión de la Reserva Federal, que tendrá lugar a finales de Enero, será la última de Yellen, por lo que no se esperan cambios sustanciales en la de declaración del FOMC. En cambio, el dólar sí podría verse afectado por la posibilidad de que China detenga o reduzca sus compras de bonos del Tesoro. Los inversores contemplan entre dos y tres subidas de tasas durante el presente año, siendo la primera de ellas durante la reunión de Marzo de la FOMC.

Euro

La moneda europea va camino de marcar máximos de tres años respecto al dólar estadounidense. Dicha apreciación del euro, que se produjo también en el resto de cruces, vino motivada por el cambio de tono del BCE mostrando la intención de retirar el estímulo de forma más rápido de lo programado. Ello podría venir fomentado por los buenos datos económicos de la zona euro, que apuntan a mayor crecimiento e inflación en el futuro.

El PMI compuesto de Diciembre mostró que el crecimiento y recuperación de la zona euro está en su mayor ritmo desde principios de 2011, mientras que el PMI manufacturero alcanzó su máximo histórico para finalizar 2017.

Con fundamentales muy sólidos, parece que la tendencia alcista del euro seguirá.  Aunque habrá que ver la lectura final del IPC de la zona euro, que mostrará la inflación de 2017. La revisión final podría ser un motivo para que los operadores, de forma temporal, frenaran las compras.

Libra

La libra ha empezado el año alargando una fuerte tendencia alcista motivada por la perspectiva de un Brexit blando y por la debilidad del dólar estadounidense.

El parlamento europeo se ha mostrado partidario también de un Brexit blando y ha mostrado su predisposición a suavizar las propuestas iniciales que hacían temblar el negocio actual de la City. Se espera que 2018 sea el año en que se establezca un acuerdo para el Brexit y durante mediados de Enero empezará a debatirse en el parlamento europeo.

La libra ha alcanzado niveles por encima de 1.3600 contra el dólar, vistos por última vez justo después del Brexit. A priori, únicamente los datos de inflación del Reino Unido podrían parar la escalada de la moneda.

Yen

Los inversores están pendientes de la decisión del Banco de Japón de variar su política de estímulos. El programa de estímulos, iniciado con la llegada de Shinzo Abe, cumple ya cinco años. Durante mediados de 2017 se contempló la posibilidad de que el BOJ aumentara el estímulo para impulsar la economía japonesa hacia el objetivo de inflación del 2%.

No obstante, este tema dio un giro el mes pasado, cuando el gobernador del BOJ, Kuroda, mencionó la tasa de reversión en un discurso. Los inversores empezaron a plantearse la posibilidad de una eventual salida de estímulo y se interpretó que recortes de tasas adicionales podrían dañar la economía japonesa. En una aclaración posterior, se indicó que la tasa de reversión fue únicamente mencionada a fin de reducir los riesgos relacionados con el estímulo adicional y el BOJ pareció mostró  su compromiso para aumentar el estímulo en un futuro con el objetivo de una inflación al 2%.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Este campo es obligatorio

*Este campo es obligatorio

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas nada

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.