Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Qué puede pasar con el dólar antes de fin de año?

22 Diciembre, 2016

Melchor Armenta

Melchor Armenta

Realizó su formación en el Colegio Universitario de Estudios Financieros (CUNEF), convirtiéndose en uno de los primeros traders españoles, y formando parte del Forex Club Español.

Ha dirigido los equipos de traders de Barclays Bank y Banco de Santander en Madrid y Nueva York, lo que supone una gran experiencia y conocimiento de los mercados financieros.

Creador del “Blog de divisas” que se publicó durante cinco años en Intereconomía y por el que fue premiado en la Bolsa de Madrid.

Autor del Curso de Trading Financiero que se imparte en la UNED, único curso de trading reconocido por una Universidad española, que se lleva impartiendo cuatro años.

Con la aproximación del fin de año, muchos se preguntan qué pasará con el dólar después de la apreciación que ha realizado en los últimos meses, la cual se ha visto confirmada tras el resultado de las elecciones presidenciales en EEUU y la más que esperada subida de tipos por parte de la Reserva Federal.

Algunos inversores esperan que tengamos una toma de beneficios y quizá ya la estamos teniendo desde el pasado viernes, destacando la bajada del par USDJPY, que rechazó el nivel de 118.65, después de conocerse la noticia de que un barco de guerra chino se apoderara de un dron submarino, puesto en marcha por parte de un buque de investigación oceanográfico estadounidense en aguas internacionales en el Mar de China, provocando una protesta diplomática formal por parte de EEUU para su devolución.

Sin embargo si nos fijamos bien en el resto de los movimientos del mercado de divisas, lo que estamos asistiendo es a una toma de posiciones de aversión al riesgo, ya que el dólar no ha bajado frente a las “commodities currencies”, como el dólar australiano, el dólar canadiense o el dólar neozelandés, sino que se ha apreciado contra todas estas monedas, lo que nos indica que no es una debilidad del dólar, sino una apreciación del yen japonés, divisa que muestra siempre el temor o las ganas de los inversores por las posiciones de riesgo.

Volviendo al tema del dólar,  y una vez aclarado que  lo que estamos viendo estos días son compras de yenes en lugar de ventas de dólares, y para tener una idea de lo que puede pasar con el dólar de aquí a fin de año, es fácil que muchos piensen que con la bajada del volumen de contratación que se produce durante las fechas navideñas,  llevará a que muchos operadores e inversores cierren sus posiciones largas de dólares y asistamos a un “rally de fin de año” ( en este caso sería caída del dólar).

Si nos centramos en el EURUSD y miramos qué ha pasado en fechas de baja contratación, como el Thanksgiving Day y otros finales de año, podemos apreciar en gráficos diarios,  que tanto en el 2014, 2013 y 2012 hubo un movimiento a favor de la tendencia dominante los días anteriores a la Navidad, con una corrección a partir de primeros de año.

Esto no significa que no vayamos a ver toma de beneficios, sino que no debemos fiarnos de que se vayan a producir.

Desde el punto de vista fundamental las razones para que el dólar siga su tendencia alcista, están más que justificadas, ya que no solo se trata de una subida de tipos de un cuarto de punto, sino de que los principales funcionarios de la Reserva Federal, incluida la Presidenta Mrs. Janet Yellen, esperan que se produzcan entre 2 y 3 subidas de tipos durante el 2017, 2 en el 2018 y otras 3 en el 2019, lo que podría llevar a los tipos de interés en EEUU hasta el 3%.

Mientras tanto, tanto el Banco de Japón como el BCE, continuarán aplicando políticas monetarias expansivas, esperando que tanto el yen como el euro se vayan depreciando durante el resto del año y que la debilidad de sus divisas, unido a la demanda de productos extranjeros que pueda generar una recuperación de la economía estadounidense, terminen por ayudar a la recuperación de sus economías.

Por lo tanto ya hemos visto como el dólar ha subido contra el yen en torno al 15% y el 7.5% frente al euro, la velocidad del movimiento ha sido rápida, pero no significa que vaya a retroceder fácilmente.

Por consiguiente, si miramos gráficos de largo plazo, el siguiente objetivo para el USDJPY pasa por tocar los 120.00 yenes por dólar y en el caso de EURUSD  podríamos ver niveles de 1.0000 e incluso de 0.9500 para el próximo año.

En el caso de la libra esterlina (GBPUSD), ya hemos visto la fuerte bajada que tuvo tras el “brexit” y la inexplicable caída del 7 de octubre que la llevó a perder más de 1000 puntos en tan solo unos minutos.

Las “commodities currencies” ya empiezan a sentir la fortaleza del dólar, extendiendo esta semana sus caídas.

Todas estas divisas se enfrentan a niveles técnicos importantes al mismo tiempo que se publican datos de balanza comercial y PIB en Nueva Zelanda, Actas de la última reunión de la Reserva Bank de Australia y  ventas al por menor en Canadá.

Por consiguiente esperamos que el dólar pase a ser la divisa de moda para el 2017.

Si te ha gustado este artículo, deja tu comentario y comparte entre tus seguidores.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Este campo es obligatorio

*Este campo es obligatorio

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas nada

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.