Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hay pocas mujeres que se dedican al trading, pero las que hay son muy buenas

8 Marzo, 2017

Sonia Fusté

Sonia Fusté

Licenciada en Administración y Dirección de empresas por la Universidad de Barcelona, se responsabiliza del desarrollo interno de Ethika Global estableciendo procesos de acción que tienen como objetivo optimizar los recursos de la compañía.

Caer en los tópicos es un error, pero si bien es cierto que existen diferencias en ciertos rasgos de nuestra personalidad entre géneros. Hoy, aprovechando que se celebra el Día Internacional de la Mujer, en Ethika Global queremos hacer un guiño a aquellas mujeres que se han atrevido a adentrarse en el mundo del  Forex, un sector tradicionalmente de hombres.

Lo que resulta incuestionable es que el mundo financiero se está redefiniendo. El mercado, las Bolsas y, en general, las finanzas funcionan mejor cuando hay una mayor diversidad y existe la presencia de la mujer.

Son muchos los que afirman que hay pocas mujeres que se dediquen al trading, pero las que hay, son muy buenas e incluso mejores que los hombres. Puede resultar un tanto absurdo generalizar de este modo, realmente esto nos lleva a una posible discriminación, a marcar una diferencia entre ambos sexos. Pero como indicábamos al principio del texto, el trading requiere de unas características muy especiales, tales como: la disciplina, el orden, la consistencia y el seguimiento de las reglas. Las mujeres tienen más facilidad para tener estas características de forma innata, sobre todo es un conjunto de rasgos personales que suelen ser más habituales en las mujeres, pero esto no implica que la mujer sea genéticamente mejor que el hombre en el trading.

Según estudios al respecto, la mujer suele ser más conservadora y más paciente que el hombre. La mujer abre menos operaciones y arriesga menos; lo que la lleva a no modificar sus estrategias en momentos de incertidumbre y volatilidad del mercado. De hecho, según una investigación realizada a banqueros londinenses se comprobó que aquellos días en los que los traders tenían mayores niveles de testosterona en sangre, abrían operaciones de más alto riesgo.

Por lo general, la mujer es más disciplinada, dentro de la personalidad del sexo femenino, la disciplina está arraigada de forma natural, por lo que les supone sencillo ser capaces de seguir unas reglas o patrones cuando hacen trading. Las mujeres son mejores en tiempos de crisis y más disciplinadas en situaciones de estrés. No podemos olvidar que el mercado cada día te sorprende, hace que tengas que reinventarte, volver a formular tus esquemas iniciales. Lo que implica que cuanto más ego y más ideas preconcebidas hayas interiorizado en tu persona, peor trader eres. Por otro lado, el ego y la no admisión de una derrota puede llevar al trader a sobreoperar, y esto es algo que no acostumbran a hacer las mujeres traders.

El mercado es orden dentro del caos, se mueve siguiendo unas reglas y normas básicas nada fáciles de entender y que debes conocer.

Pero sobre todo, el trader es pasión, en el trading se sufre, como ya dijo Kostolany “el mercado es el salario del dolor”, pero dónde hay pasión hay vida, hay perseverancia y hay éxito.

¡Feliz Día Internacional de la Mujer!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Este campo es obligatorio

*Este campo es obligatorio

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas nada

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.