Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

LAS MAYORES BURBUJAS ESPECULATIVAS DE LA HISTORIA

24 enero, 2018

Juan Piñol

Juan Piñol

Después de formarse como técnico en Administración y Finanzas y Técnico en comercio, sus inquietudes por el mundo de las finanzas le han permitido especializarse en Trading intradiario en el EURUSD con la metodología de price action de Al Brooks.

Una burbuja especulativa es un aumento extremadamente alto en los precios de un activo, que, llegado a cierto nivel, colapsa provocando caídas estrepitosas.

A tenor del boom que estamos viviendo con el Bitcoin y otras Criptomonedas, vamos a hacer un poco de historia y repasar algunas de las burbujas financieras que hicieron temblar la economía mundial.

La crisis de los tulipanes o tulipomanía.

Se considera a la tulipomanía la primera burbuja económica de la historia mundial. Ocurrió en el siglo XVII en Holanda y derivó en una fiebre desmedida por la compra de tulipanes de colores exóticos, toda una novedad en ese momento. El precio de los bulbos llegó a niveles tan exagerados que la gente incluso empezó a vender sus casas para obtenerlos.

Se compraban los bulbos de los que brotan esas flores con la esperanza de venderlos a un precio mucho más alto. La escalada de precios impulsada por la avaricia y el temor de la gente a perder la oportunidad de enriquecerse encontró su final, cuando un día ningún inversor estaba dispuesto a comprar más.

El pánico se apoderó de los dueños de los bulbos provocando un frenesí de ventas haciendo que los precios se colapsaran. Se produjo una estrepitosa caída de los precios y un efecto dominó que provocó que la economía holandesa se fuese a la quiebra.

La burbuja de los Mares del Sur.

Ocurrió en gran Bretaña a principios del siglo XVII, la burbuja se produjo con el aumento desorbitado del valor de las acciones de La Compañía de los Mares del Sur, una compañía que tenía el monopolio del comercio con las colonias españolas de Sudamérica y las Índias.

Esta compañía comenzó a extender falsos rumores sobre sus expediciones comerciales donde  las maravillosas riquezas de Sudamérica estaban a la espera de ser importadas.

El rápido incremento del valor de sus acciones se disparó, muchos inversores británicos invirtieron y se generó un frenesí especulativo en todo el país. Las acciones de la compañía aumentaron en torno al 900% en tan solo un año.

Cuando las promesas de oportunidades de negocio dejaron de verse como factibles, las acciones comenzaron a hundirse. Los precios colapsaron y la burbuja especulativa explotó. Muchos inversores y bancos británicos se arruinaron y la economía del país se desmoronó.

El crack de Wall Street de 1929.

Durante los exitosos años 20 hubo un auge especulativo, los inversores se volvieron muy optimistas y miles de personas invirtieron en el mercado bursátil, lo que provocó que siguieran subiendo los precios de las acciones. En los cinco años previos al crack del 29, las acciones que estaban en el Down Jones aumentaron un 500%.

Muchos inversores se endeudaron financiados por los ríos de crédito que corrían en aquel momento para poder comprar aún más acciones, inflando la burbuja especulativa y el precio de las acciones.

El colapso no se produjo en un solo día. Pero son recordados los llamados “lunes negro” y “martes negro” (28 y 29 de octubre de 1929),  las acciones cayeron de un plumazo y el pánico financiero se extendió por las calles. Fue la más catastrófica caída del mercado de valores de la historia de la bolsa de los Estados Unidos.

La fiebre especulativa tocó fondo y, con ella, los que habían conseguido hacer dinero fácil.

Se arruinaron bancos, empresas y miles de personas. Tuvo un alcance global y  dio paso a la llamada “Gran Depresión”.

La burbuja de las puntocom.

A finales de los años 90 se desató un crecimiento desmedido en la valoración de las empresas ligadas a internet. El valor de algunas firmas tecnológicas llegó a niveles estratosféricos pese a que no tenían ingresos reales.

Muchos emprendedores se hicieron ricos, y los inversores compraron más y más acciones que supuestamente seguirían aumentando su valor.

Al pasar el tiempo, la mayoría de estas empresas quebraron. La burbuja explotó cuando se hizo palpable que muchas de esas empresas no eran rentables.

El estallido de la burbuja de las puntocom marcaría el principio de la larga recesión de los países occidentales.

La crisis de las hipotecas subprime.

La crisis económica mundial de la pasada década fue provocada por las llamadas hipotecas tóxicas. Los bancos estadounidenses entregaban créditos con altos intereses a personas con escasa solvencia, y por tanto, con alto riesgo de impago e incapacidad para asumir esas deudas.

Diversas entidades financieras agruparon esos créditos en productos financieros dudosos que posteriormente se revendían en los mercados especulativos.

La burbuja explotó cuando los deudores no pudieron pagar los créditos. Los precios de las viviendas se hundieron, provocando que muchas personas perdieran sus hogares.

El desastre fue acompañado por la caída de las bolsas y la inestabilidad del sistema bancario. Los efectos se propagaron por todo el mundo, generando quiebras financieras, contagiando al resto del mundo y convirtiéndose así, en la mayor burbuja de los últimos años.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Este campo es obligatorio

*Este campo es obligatorio

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas nada

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.