Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Por qué la debilidad del euro está frenando al BCE para volver a la normalidad?

9 mayo, 2018

En marzo, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dio el primer paso para una retirada gradual de los estímulos a la economía europea, pese a la ausencia de presiones inflacionistas, y descartar la posibilidad de ampliar el volumen y / o la duración de la compra de activos, dejando entrever que afronta su recta final.

Sin embargo, la sombra de la guerra comercial ronda el escenario actual y el rumbo parece haber cambiado durante estas últimas semanas.

Nos podemos preguntar: ¿Por qué la debilidad del euro frena las políticas monetarias del BCE?

Las declaraciones del BCE alimentan la teoría de encontrarse lejos del crecimiento potencial de la eurozona

Las previsiones de marzo del Banco Central Europeo (BCE) establecieron la inflación al 1,4 por ciento durante el 2018 y el 2019, y del 1,7 por ciento para el 2020. Parece que los precios se van a situar por debajo de estas previsiones, reaviva en el seno del BCE sobre cómo y cuándo deben comenzar a retirar los estímulos dentro de la eurozona.

Mario Draghi comentó ante el Comité del Fondo Monetario Internacional (FMI) que quizás el ciclo de crecimiento podría haber tocado su techo, sin embargo, se podría esperar que un nuevo impulso de crecimiento se dé.

Asimismos, Benoit Coueré, miembro del ejecutivo del Banco Central Europeo(BCE), destacó que existe una incertidumbre sobre el límite del crecimiento de la economía de la eurozona y la capacidad del mercado laboral.

Por tanto, el Banco central Europeo (BCE) ha alimentado con sus declaraciones la teoría que ya bastantes analistas están considerando. La economía de Europea podría encontrarse más lejos de lo que el BCE pensaba de su crecimiento potencial.

Subida de tipos de interés para mediados del 2019

Estar lejos del crecimiento potencial supone la necesidad de una mayor tasa de inflación dentro de la eurozona y de un ciclo expansivo más extenso del actual que ayude a la economía alcanzar su objetivo.

El tipo de interés actual, neutral, permite a la economía operar a pleno empleo con una inflación más o menos estable, sería revisado al alza, lo que puede permitir al BCE aumentar los tipos de interés hasta niveles más altos para alcanzar la estabilidad de los precios. Los precios deberían alcanzar el nivel del 2 por ciento.

Los analista apuntan como a julio del 2018 como el escenario principal para que el BCE se decida anunciar de forma oficial la fecha finalización del ‘QE’. Por tanto, el Banco Central Europeo (BCE) podría ganar tiempo tras los tímidos datos del primer trimestre del año y el avance de la relación entre China y EE.UU., y su imprevisible efecto en la economía de la eurozona.

El mercado está apuntando a mitad del 2019 como el momento más probable para que se de la primera subida de tipos del Banco Central Europeo (BCE), una estimación que comenzará a aclararse en la reunión que se realizará en septiembre de 2018.

El mercado de los bonos puede dar sustos a los inversores

La rentabilidad del bono alemán a 10 años ha incrementado su valor desde el 0,52 por ciento hasta el 0,63 por ciento en apenas una semana. Este comportamiento que preocupa a los inversores de Estados Unidos, con una curva de crecimiento cada vez más plana.

Los bonos de Estados Unidos a 10 años está sobre el 3 por ciento hasta niveles de 2014, y la letra de Estados Unidos a 1 año ya ofrece un tipos de interés del 2,40 por ciento, algo que no pasaba desde el inicio de la crisis financiera, 2008.

En este escenario, el mercado ya prevé un aumento de los tipos de interés del 2 por ciento en la próxima reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos que se tiene que producir en junio de este año.

El movimiento más significativo de las últimas semanas es el que estamos viendo en el mercado de bonos, así como los fuertes aumentos que se están dado en las materias primas. De darse un aumento del IPC, los bancos centrales se tendrían que ver obligados a actuar.

Desde la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) se vería una intensificación del ritmo del aumento de los tipos de interés y desde el Banco Central Europeo (BCE) tendría que haber una normalización de su políticamonetaria antes de lo que se está esperando.

La indecisión del Banco Central Europeo está afectando al euro negativamente

El euro encadena bastantes jornadas con caídas, desde que perdiera el valor de los 1,24 dólares estadounidenses, ante el mensaje menos agresivo del BCE está empleado durante estos últimos días.

El euro está cada vez más débil frente al dólar en estos momentos y es un mensaje contradictoria sobre la retirada de los estímulos por parte del Banco Central Europeo (BCE) podría continuar hundiendo la moneda de la eurozona.

Así, el euro marca mínimos desde principios del mes de marzo y los analistas avisan de que podría continuar con su descenso. Esta bajada del euro se ha producido tras bastantes jornadas de consolidación en las que el euro fue incapaz de superar la barrera de los 1,24 dólares estadounidenses, por lo que las perspectivas indican hacia un desarrollo débil por debajo de está resistencia.

Lo más probable es que el Banco Centro Europeo (BCE) continue con su posición neutral frente a la política monetaria europea, y el euro podría debilitarse aún más si el Banco Central Europeo (BCE) sugiera un aumento de los tipos de interés más allá de la fecha prevista de la mitad del 2019.

 

FUENTE: El Blog Salmon

Raúl Jaime Maestre

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Este campo es obligatorio

*Este campo es obligatorio

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas nada

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.