Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dólar Australiano y Yen: a la cabeza en 2017

1 Marzo, 2017

Daniel Pingarrón

Daniel Pingarrón

Con más de 8 años de experiencia en el mercado de capitales es experto en estrategia de mercados, CFDs, Forex, equities y análisis técnico. Colabora habitualmente con publicaciones financieras y generalistas.

Habiendo transcurrido ya el primer cuarto del año, el mercado de divisas nos deja movimientos bastante significativos, y en su mayor parte, bastante previsibles.

Dentro de las divisas principales, existen dos que han presentado avances muy claros y destacados frente a las demás: el Dólar Australiano y el Yen Japonés.

La divisa nipona (+4% frente al Dólar, +3,5% frente al Euro) ha encontrado dos factores de revalorización. De un lado, la actitud del Banco de Japón, que no parece muy favorable a darle un giro más laxo a su política monetaria, como tantas veces hizo en el pasado. Por otro lado, su tradicional valor refugio ha apoyado subidas puntuales, con el riesgo país europeo incrementándose.

El Dólar Australiano (que sube más de un 6% frente al Dólar, y más de un 5% frente al Euro), se está viendo apoyado por los buenos datos macroeconómicos del país, y la recuperación de la cotización de las materias primas.

Como suele ser habitual, la fortaleza del Dólar Australiano se contagia también al Dólar Neozelandés, otra de las divisas más fuertes en lo que llevamos de curso.

El Rublo también ha presentado cierta fortaleza (subiendo cerca de un 5% frente al Euro o el Dólar).

Probablemente, la mayor sorpresa la hemos visto en el Peso Mexicano, que tras el enorme desplome del año pasado (especialmente intenso en los últimos meses), tocó suelo a mediados de enero, y desde entonces, su enorme sobreventa le ha llevado a recuperar terreno (desde el 19 de enero, recupera cerca del 10% frente al Euro y un 9% frente al Dólar).

El EUR/USD terminó el año en el entorno del 1,0525, nivel bastante cercano al 1,060 actual. Por el camino, tenemos una visita a los mínimos del 2003, en 1,0340, y una breve incursión por encima del 1,08. La muy mediática paridad no se ha hecho más factible durante este primer trimestre del año, siendo una posibilidad real, pero no inmediata.

La Libra tampoco ha tenido un gran movimiento neto desde principio de año con el Euro o con el Dólar. Los primeros días de 2017 sí que fueron muy bajistas para la divisa británica, cuando se desvanecieron las posibilidades de que el Gobierno de la Isla favoreciese la versión más blanda del Brexit, y se decantase por la opción de “Brexit Limpio”. Pero interiorizada esa posibilidad, la estabilidad de la economía británica ha fortalecido a la esterlina desde mediados de enero.

El Franco Suizo ha tenido una ligera apreciación frente a la mayoría de divisas principales, pero no demasiado significativa. Y algo parecido ha ocurrido con el Dólar Canadiense, que si acaso, ha subido algo más.

Mención aparte merece la divisa virtual. El BitCoin ha prolongado claramente su tendencia hiperalcista de 2016, y sube entre el 20 y el 25% frente a las divisas principales.

Las facilidades que se están dando para invertir en el Bitcoin, con la aprobación cercana de ETFs y otros vehículos, están animando a la divisa virtual, que sube un 180% frente al Dólar desde que comenzó 2016.

 

¡Si te ha gustado este artículo, compártelo entre tus contactos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Este campo es obligatorio

*Este campo es obligatorio

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas nada

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.